Puigdemont se da un bao de masas y advierte a Snchez y Aragons de que no podrn pactar nada sin contar con l

 Puigdemont se da un bao de masas y advierte a Snchez y Aragons de que no podrn pactar nada sin contar con l

Actualizado

Aragon
Aragons y Puigdemont, este sbado, juntos en Alguer (Italia).AFP

Lo que en un principio sera una participacin en un acto inaugural termin convirtindose en todo un bao de multitudes. El ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, celebr este sbado en Alguer junto a cientos de personas su puesta en libertad sin cargos ni limitaciones despus de haber sido detenido la noche del jueves en su llegada a tierras italianas, y aprovech la amplificacin dada por el Estado para desafiar nuevamente a la Justicia espaola: Continuaremos luchando, seguir viajando por Europa.

El ex presidente de la Generalitat reapareci en la ciudad de Alguer, a pocos kilmetros de Sassari, donde estuvo menos de un da preso, para participar, como tena previsto, en el festival folklrico cataln Aplec Internacional. All, se rode primero del presidente de Cerdea, Christian Solinas, y el alcalde de Alguer, Mario Conoci, y despus del presidente del Govern cataln, Pere Aragons, el vicepresidente Jordi Puigner -su hombre de confianza en el actual Ejecutivo autonmico- y por otros destacados lderes del independentismo, como la presidenta del Parlament, Laura Borrs, o el que fuera lder de ANC, Jordi Snchez, condenado en el juicio del 1-O. Todos acompaaron a Puigdemont y celebraron lo que, a ojos del independentismo, se ve como un nuevo triunfo.

Una victoria que se produjo despus de que el Tribunal de Apelacin de Sassari, a la hora de decidir si aplicaba medidas cautelares, dejara en libertad sin cargos al que fuera lder del Ejecutivo cataln despus de que su defensa se aprovechara de un error de la Abogaca del Estado cuando, en julio, asumi que la euroorden se encontraba suspendida. Ahora, y gracias a este detalle, Puigdemont tiene total libertad de movimiento. El 4 de octubre deber comparecer ante el Tribunal de Sassari, en esta ocasin para que la Corte decida si debe proceder a su entrega a Espaa.

La Justicia italiana ha tardado unas pocas horas en tomar una decisin que Espaa lleva aos sin tomar, dijo Puigdemont sobre un episodio, el vivido en los ltimos das, que valora que ha reforzado sus tesis. « Se ha demostrado firme nuestra postura jurdica », celebr, sobre los postulados espaoles, « contrarios a la democracia europea que queremos », y que ya han ratificado tres pases fundadores de la Unin Europea (Blgica, Alemania y, ahora, Italia), tal y como opin Jordi Puigner.

Afectar esta crisis a la recin iniciada mesa de dilogo entre Estado y Generalitat? El presidente Aragons evit contestar poco antes de la rueda de prensa de Puigdemont esta cuestin, si bien recalc que « ahora ms que nunca » es motivo para reclamar « amnista y autodeterminacin ».

No obstante, Carles Puigdemont aprovech su intervencin para denunciar que « parece que el Gobierno slo quiere dialogar con aquellos que le dan apoyo parlamentario », en relacin a la necesidad que el Ejecutivo de coalicin tiene respecto a ERC para alcanzar importantes apoyos en el Congreso, como por ejemplo la aprobacin de los Presupuestos Generales del Estado.

No qued ah la crtica de Puigdemont a la mesa: « Una cosa es el dilogo y otra la negociacin », dijo. « Veo dilogo pero poca negociacin », reproch, principalmente porque hay una parte importante del independentismo que no ha sido « convocada » a este encuentro.

El ex presidente huido lanz una advertencia sobre el alcance de esa mesa: « No se puede negociar sin nosotros como se ha demostrado en las ltimas 24 horas ».

Puigdemont termin recalcando que el problema de estos encuentros procede de la delegacin del Ejecutivo, y acus a Pedro Snchez de vivir en un « cuadriltero de lneas rojas » y no atender a las demandas reales del separatismo.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Source link

Leave a Reply

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.