El PSOE maniobra para consolidar a Flix Bolaos como vicepresidente poltico del Gobierno ‘de facto’

 El PSOE maniobra para consolidar a Flix Bolaos como vicepresidente poltico del Gobierno ‘de facto’

Los socialistas sugieren al PP que dirija al ministro de la Presidencia las preguntas de la sesin de control en lugar de a Nadia Calvio

F
Flix Bolaos, este jueves, en el Congreso.EUROPA PRESS

Actualizado

Es la mano derecha indiscutible de Pedro Snchez tras la marcha de Ivn Redondo. El negociador de los asuntos de Estado, centrado en la renovacin de los poderes, en el acuerdo de los Presupuestos Generales del Estado y en la coordinacin de la ponencia marco del 40 Congreso del PSOE. Flix Bolaos, sustituto como ministro de la Presidencia de Carmen Calvo pero sin rango de vicepresidente, acumula mritos para ser el nmero dos tras el jefe del Gobierno.

El ltimo: haber fraguado con el secretario general del PP, Teodoro Garca Egea, el acuerdo para renovar por fin el Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas y la Agencia de Proteccin de Datos.

Desde su equipo en La Moncloa y entre sus ms afines en el partido se insiste en que la falta de « ttulo oficial » se suple « sobradamente » con atribuciones que, de facto, perfilan una indiscutible vicepresidencia poltica en un Ejecutivo que slo cuenta con vicepresidencias de tinte econmico. Pese a ello, se trabaja para consolidar su fuste de cara al pblico como gran valido de Snchez.

Se trata de una labor callada a sabiendas de que slo el presidente del Gobierno est capacitado para repartir juego en el gabinete, pero con constancia y discrecin se ha hecho llegar a los principales despachos parlamentarios del PP la sugerencia de que la portavoz, Cuca Gamarra, cambie de tanto en tanto el destinatario de sus preguntas en la sesin de control al Gobierno y las dirija a Bolaos en lugar de a la vicepresidenta primera y ministra de Economa, Nadia Calvio, para insuflar al rifirrafe parlamentario una mayor potencia poltica.

El orden de preguntas en el Congreso

En la actualidad, el orden de prelacin habitual establece que el lder del primer partido de la oposicin, Pablo Casado, pregunta al presidente del Gobierno; la portavoz parlamentaria, Cuca Gamarra, a la vicepresidenta primera; y el secretario general del PP, Teodoro Garca Egea, a la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Daz. No obstante, se trata de un modelo que puede variar por deseo de los interpelantes y que tambin, ocasionalmente, puede trastocarse por decisin del propio Gobierno.

Flix Bolaos, pieza mayor del Ejecutivo, no es, de acuerdo con este esquema, objetivo de ninguno de los tres primeros espadas del Partido Popular y, en consecuencia, la repercusin en los medios de sus intervenciones en las sesiones del Congreso de los Diputados pierde fuelle. Hasta ahora, los cara a cara con el ministro de Presidencia y hombre clave de La Moncloa los ha protagonizado el portavoz de Vox, Ivn Espinosa de los Monteros.

En el PP, de momento, optan por mantener el sistema actual con confrontaciones semanales entre Gamarra y Calvio convencidos de que, al menos de aqu a fin de ao, la economa en sus distintas vertientes -Presupuestos, fondos europeos, inflacin, empleo, financiacin autonmica- ser protagonista indiscutible de la actualidad.

Clave entre las fuerzas aliadas

Y ello a pesar de ser conscientes de que Bolaos -ms ahora como artfice del acuerdo entre el Gobierno y el PP- es la voz ms autorizada para marcar, tras Pedro Snchez, la posicin poltica del Ejecutivo, ms incluso que la ministra de Poltica Territorial y Portavoz, Isabel Rodrguez.

De hecho, el ministro de la Presidencia asume ahora la tarea de impulsar la negociacin presupuestaria con las fuerzas parlamentarias, preferentemente las aliadas –ERC, PNV, Bildu, Ms Pas, Comproms– que pueden garantizar la aprobacin de las cuentas pblicas, autntico salvoconducto para agotar la legislatura y traduccin milimtrica de los planes polticos del Gobierno.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Source link

Leave a Reply

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.