Aragons se jacta de sentar al Gobierno en la mesa de la independencia

 Aragons se jacta de sentar al Gobierno en la mesa de la independencia

Actualizado

Snchez pide que el « reencuentro, el afecto y la concordia » guen la celebracin de la Diada para avanzar « hacia lo que nos une ».

Afronta Pere Aragons una semana decisiva para su mandato cuando todava no ha cumplido cuatro meses en el cargo. Tras enterrar el Gobierno la millonaria inversin de El Prat, el presidente de la Generalitat teme que tambin la mesa de negociacin sobre el conflicto zozobre, lo que supondra ver demolido el puntal sobre el que el dirigente de ERC decidi edificar la legislatura.

Esta maana, a tan solo unos das de que se celebre, posiblemente el 16 o el 17 de septiembre, la mesa de dilogo que quiere convocar el presidente de la Generalitat, el presidente del Gobierno, Pedro Snchez, ha querido felicitar a los catalanes con motivo de la celebracin hoy de la Diada a travs de su cuenta de Twitter.

Snchez, en sendos mensajes en cataln y castellano, confa en que el « reencuentro, el afecto y la concordia » guen la celebracin de la Diada para avanzar « hacia lo que nos une » y apuesta por trabajar por una « Catalua en positivo, que camina con decisin hacia un futuro de progreso ».

Tras acusar al Ejecutivo central de chantajista por descartar la ampliacin del aeropuerto barcelons y constatar pblicamente su intencin de abandonar el dilogo, el president insisti este viernes en que la cumbre en la que desea pactar la celebracin de un nuevo referndum de independencia, sigue adelante y tendr lugar el prximo jueves o viernes en la Generalitat.

A estas alturas, parece que Aragons expresa ms un deseo que un hecho fehaciente, pues el Gobierno sigue sin confirmar su presencia a la cita, ni mucho menos la de Pedro Snchez, a quien el president reclama para conceder a la cumbre el empaque necesario. Aunque en junio, durante su reunin en La Moncloa, Snchez y Aragons acordaron reactivar la mesa en la tercera semana de septiembre, el presidente del Gobierno ha dado buena muestra de que no le importa dejar en barbecho la agenda para el reencuentro anunciada tras la concesin de los indultos a los lderes secesionistas catalanes.

Descart el Gobierno la reconversin de El Prat apoyndose en las insalvables diferencias entre las fuerzas separatistas que componen el Govern y del mismo factor puede valerse para postergar el regreso de la mesa.

JxCat sigue sin esconder su repudio al foro, a pesar de que prometi conceder dos aos a Aragons para pactar una votacin secesionista con el Gobierno. Hoy, en la vspera de la Diada, Laura Borrs redujo la mesa a la condicin de eslogan. Ni una sola concrecin y tampoco ninguna perspectiva de que no sea un fracaso. Pedir concrecin a los otros cuando eres tan pobre en tus concreciones no es aceptable. Pero la alternativa est: unilateralidad, asever la presidenta del Parlament para responder al propio Aragons, quien horas antes haba instado a sus socios de Gabinete a concretar su alternativa a la mesa para alcanzar la independencia.

La formacin dirigida por Carles Puigdemont, en estrecha colaboracin con la ANC, ha concebido este 11 de septiembre como una encerrona para ERC y, en particular, para el president, que acudir tras haber madurado su decisin durante semanas. No tena opcin Aragons aun a sabiendas de que la marcha puede volverse contra l y de que la amenaza de ser sealado como un botifler (traidor) ante miles de personas es real.

A la espera de comprobar si el independentismo se rebela contra su presidente, el dirigente de ERC utiliz el mensaje institucional de la Diada para reclamar a la desmovilizada y muy resabiada masa secesionista que convierta la manifestacin de hoy en un arma de presin, para forzar al Gobierno a sentarse a negociar.

Pidi Aragons trasladar la fuerza de cada 11 de septiembre llenando plazas y calles de todo el pas a la mesa, tras admitir que se avecina una senda llena de obstculos para sus aspiraciones y vender como el nico xito irrefutable el hecho de que el Gobierno aceptara la existencia de un conflicto poltico.

Solicit el presidente de la Generalitat tiempo, unidad y perseverancia, a sabiendas de que le estn siendo negados y a cambio volvi a realizar la misma promesa enunciada durante su investidura, no descansar hasta hacer realidad un referndum irrenunciable.

Pese a las dificultades, hemos conseguido que el Estado se siente en una mesa de negociacin en la que el Govern defender la amnista y la autodeterminacin, garantiz el jefe del Ejecutivo cataln. Catalua est a las puertas de hacer una cosa que no haba conseguido nunca: abrir una negociacin de Gobierno a Gobierno para abordar cmo resolvemos el conflicto. Y lo hacemos con el compromiso de las dos partes de que el resultado de esta negociacin cuente con el aval de la ciudadana de Catalua a travs de una votacin, insisti Aragons parafraseando los trminos del acuerdo alcanzado con Snchez para devolverlo a La Moncloa; un pacto que tiene visos de haber caducado a tenor de los ltimos movimientos del Ejecutivo presidido por el socialista.

Tuvo a bien el mandatario secesionista dirigirse a la mitad de los catalanes que son excluidos reiteradamente de la Diada, muy especialmente desde que arranc el procs. Lo hizo para instarles a embarcarse en la aventura de ese referndum pactado en el que no cree la mitad de su Gobierno. Segn Aragons, votar sobre la separacin de Espaa es la propuesta ms inclusiva porque permite a todas las opciones tener la oportunidad de ganar. Ningn proyecto se puede basar en la imposicin por encima de la mayora, prosigui Aragons tratando de convencer a los electores constitucionalistas de que no es precisamente eso lo que ha ocurrido en los ltimos aos en Catalua y muy especialmente con la celebracin del referndum ilegal de 2017, cuyo resultado an exigen aplicar unilateralmente amplios sectores del independentismo.

Las mismas facciones que amenazan con transformar la Diada en una pesadilla para el todava imberbe presidente de la Generalitat, quien en pocos meses ha pasado de enarbolar los indultos, la vuelta de la mesa de negociacin y la ampliacin de aeropuerto de El Prat a comprobar que su apuesta por la negociacin con el Estado pende de un hilo, mientras Puigdemont aguarda amenazante a que el proyecto poltico de ERC fracase y as volver a contar con opciones de reconquistar la Generalitat, tan a regaadientes entregada a Aragons tras la prrica victoria de los republicanos sobre JxCat en las elecciones autonmicas del 14 de febrero.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Source link

Leave a Reply

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.